domingo, 26 de febrero de 2017

Horus, el dios con cabeza de halcón

Horus es el dios del cielo, hijo de Osiris y de Isis. Se le representa como un halcón o con cuerpo humano y cabeza de halcón.

Horus
Horus en su templo de Edfu


Horus representa la divinidad del faraón mientras vive, mientras Osiris, su padre, simboliza la esencia divina del faraón una vez muerto.

Las estrellas imperecederas se veían desde Egipto, y cuenta la leyenda que en ellas viajaban las almas de aquellos mortales que habían alcanzado la perfección en el otro mundo. Los astrónomos egipcios relacionaban estas estrellas con los planetas más cercanos a la Tierra y a cada una le asignaban un nombre:




  • Júpiter: Horus, el que limita las dos tierras.
  • Saturno: Horus, el toro del cielo.
  • Marte: Horus rojo.
  • Mercurio: Segebu, un dios relacionado con Set.
  • Venus: El dios de la mañana, afín a Osiris.

Los ojos de Horus

El ojo derecho de este dios simboliza el Sol, y el izquierdo la Luna. En una discusión con Set, dios del caos, pierde los dos ojos y la diosa Hathor, divinidad que representa la alegría, le socorrió devolviéndole la vista con su magia.

Pero existe otra versión de esta historia, que cuenta que Horus, en la disputa con Set, perdió solo el ojo izquierdo, el de la Luna.

El dios estaba dormido y ajeno a todo, cuando Set se le acercó transformado en un cerdo de color negro y le arrancó el ojo izquierdo, llevándoselo con él fuera de este mundo. Horus no sabía cómo recuperar su ojo y cuando llegó la noche, al haberle arrebatado la Luna, una total oscuridad cubrió la Tierra.

Thot, el dios de la sabiduría y de la escritura, se entera de lo ocurrido y acude en su ayuda. Busca el ojo de Horus en otros mundos lejanos a la Tierra, pero lo encuentra roto. Con paciencia, y gracias a su magia, lo recompone y se lo entrega a su dueño. A partir de ese momento, el ojo de Horus se convierte en un amuleto para el pueblo egipcio.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario