viernes, 13 de enero de 2017

Artemisa, la diosa virgen

Artemisa es la diosa de los animales salvajes, de las mujeres que quieren mantener su castidad, de la caza y de la luna. No le gustan las ciudades, prefiere la libertad de la naturaleza.


Artemisa


Artemisa es hija ilegítima de Zeus y de la hermosa Leto, cuyos padres son los titanes Ceo y Febe. Hera, la esposa del dios, cuando se entera de su infidelidad, persigue a su amante y le manda una serpiente venenosa cuando está embarazada de Artemisa. Leto no tiene donde huir, pero Zeus la salva convirtiéndola en codorniz para que escape volando. Hera, burlada y enojada, le lanza una maldición para que nunca pueda posarse en tierra y así sea imposible que sus hijos nazcan.




El nacimiento de Artemisa

Leto vuela y vuela, pero está agotada y cada vez más desesperada, hasta que encuentra la isla de Delos, también conocida como Isla de las codornices, y le permiten posarse en ella. Esta isla fue creada por Poseidón, pero iba flotando a la deriva por las aguas, hasta que Zeus la sujetó con cadenas al fondo del mar para que Leto pudiese dar a luz a sus hijos. Cuando la diosa se siente segura, Zeus le devuelve su aspecto humano.

Nace Artemisa, pero Leto se da cuenta que otro niño viene en camino, y es la recién nacida la que ayuda a su madre para que llegue al mundo su hermano Apolo. Este suceso la marca tanto, que se convierte en protectora de las mujeres embarazadas y ella se niega siempre a tener hijos.


Artemisa, la diosa de la virginidad

Artemisa protege a las mujeres vírgenes, pero no tolera que ninguna rompa su promesa de mantenerse casta, y puede llegar a ser cruel. Así ocurre con la princesa Calisto, a la que Zeus engaña y seduce. Cuando Artemisa se entera, monta en cólera y como castigo la convierte en oso. Zeus la salva llevándosela al cielo y convirtiéndola en las constelaciones de la Osa Mayor y la Osa Menor.

Sin embargo, Artemisa también defiende a las mujeres que son ultrajadas, como hizo al matar a Orión, que intentó forzar a una de sus ninfas. Artemisa lo mata y lo convierte en la constelación de Orión, también conocida como la constelación del Cazador.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario